Thursday, Apr 17th

Actualizado10:21:20 PM GMT

Por qué el Papa visita nuevamente a los cubanos

  • PDF

*La Revolución Francesa, reacción contra el centralismo absorbente, para llegar a la libertad igualdad y fraternidad, abandonó su guillotina. Del extremo de la guillotina pasó al grande autócrata Napoleón; quien preparó a su vez el regreso de un nuevo “El Estado soy yo”. * El absolutismo zarista que menospreció al pueblo preparó la revolución comunista soviética. El fracaso generalizado de este totalitarismo, que mató a 4 millones de ucranianos, forzó la apertura a la libertad.


* Un libertinaje económico y social, que convirtió las maravillas naturales y arquitectónicas de Cuba en teatro de injusticia y de prostitución turística, provocó la revolución cubana, que inició su triunfo fusilando a miles en el paredón.

Esta revolución comunista mira actualmente en el horizonte valores humanos perdidos. Cito algunos:

-Se ha criminalizado la libertad de expresión. -No hay libertad religiosa, madre de las libertades. -No hay libertad de información: los ciudadanos saben solo lo que el Estado quiere y como quiere. -No hay libertad de propiedad ni de iniciativa. -Hay espías en cada barrio. -El Estado escoge, señala la profesión para cada joven. -El sueldo medio de un profesional, v.g. médico es $ 30 mensuales. -Se están enviando a médicos por centenares al exterior, para que al mismo tiempo que difunden la ideología comunista y curan, ganen un buen sueldo; parte del sueldo es para el Estado.

Benedicto XVI, como pastor universal, sabe, por sabiduría y paciencia aprendidas de la historia, que en Cuba hay grandes esperanzas de fundamentar los logros de la equidad con el faltante respeto a la persona. Quiere renovar el aporte de Juan Pablo II.

Juan Pablo II insistió magistralmente en el respeto a la persona humana, que tiene su propia identidad y consistencia. Facilitó así al mundo comprender a Cuba y a los cubanos comprender que el mundo tiene diversidad de concreciones.

Actualmente hay ya un pequeño margen de libertad religiosa, la madre de las libertades. Se nota que los cubanos están hoy menos sofocados y temerosos que ayer. Recuerdo que Pedro Meurice, difunto arzobispo de Santiago, era cauto aun fuera de Cuba. No hablaba en su habitación; pues sabía que los espías recurrían a insospechados medios dentro y fuera de Cuba.

Benedicto XVI, después de 14 años, visita a los cubanos, con el lema ‘La caridad nos une’ para celebrar los 400 años de veneración a María Virgen de la Caridad, madre protectora de Cuba. Aun sin conocer su agenda, se puede afirmar que se encontrará con representantes del mayor número de sectores específicos.

Tomo del “editorial 24” de la revista sociocultural Convivencia algunos frutos, que numerosos cubanos esperan de esta visita: -Promoción de la soberanía ciudadana y de un diálogo nacional incluyente. -Reconstrucción del tejido soberano de la sociedad civil. -Despenalización de la discrepancia. -Verdadera libertad religiosa; que en un Estado laico no es permiso. -Reconciliación nacional. -Transición del miedo a la esperanza y de la esperanza a la reconstrucción del país. Las revoluciones enseñan que justicia y libertad son inseparables.

José Mario Ruiz Navas Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

lunes 26 de marzo del 2012

Riial

Documentos

Info Contacto

  • Dirección: Av América No 24-59 y La Gasca
  • Tel: (+593) 2222.3139 ext 3144
  • Fax: (+593) 2250.1429
You are here Inicio